//Maduro: Si Guaidó regresa al país, deberá responder ante la ley

Maduro: Si Guaidó regresa al país, deberá responder ante la ley

Nicolás Maduro dice que el golpista Juan Guaidó deberá responder ante la Justicia si regresa al país tras haberlo abandonado sin contar con un permiso judicial.

En una entrevista concedida el lunes a la cadena estadounidense ABC NEWS, el presidente venezolano explicó que sobre el opositor Juan Guaidó pesa una prohibición de salida del país dictada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela.

Esta anotación se produce a raíz de que el líder opositor, actual jefe de la Asamblea Nacional (AN) venezolana —declarada en desacato desde 2016—, que se autoproclamó, el 23 de enero, presidente encargado del país, saliera hace unos días del país rumbo a Colombia para coordinar el ingreso de la “ayuda” humanitaria de EE.UU. y algunos países regionales a Venezuela.

En este sentido, el mandatario venezolano señaló que Guaidó tiene que respetar la ley y, por ende, en cuanto esté en territorio nacional, deberá personarse ante la Justicia y responder por su desacato a la prohibición de salida que dictó sobre su persona el TSJ.

Nada más autoproclamarse “presidente interino”, Guaidó, que fue reconocido por EE.UU. y la mayoría de los países regionales, solicitó “ayuda” humanitaria internacional para paliar y solventar las presuntas necesidades básicas de los venezolanos, iniciativa que el Gobierno de Maduro rechazó por carecer de carácter humanitario.

Caracas se opone a la llamada “ayuda” humanitaria por considerarla parte del complot golpista orquestado por EE.UU., y advierte que Washington utiliza este pretexto para suministrar armas a la oposición y promover una intervención en el país sudamericano para derrocar al legítimo Gobierno.

En este contexto, el jefe de Estado venezolano acusó al Gobierno estadounidense, presidido por Donald Trump, de estar fabricando una crisis para empezar una guerra en Sudamérica. “Están tratando de fabricar una crisis para justificar la escalada política y una intervención militar en Venezuela para llevar una guerra a América del Sur”, reseñó.

En cuanto a la reunión del Grupo de Lima, celebrada el lunes en Bogotá (capital colombiana), Maduro aseveró que dicho evento —que contó con la presencia del vicepresidente norteamericano, Mike Pence— fue “parte de la política (injerencista de EE.UU.) para intentar establecer un gobierno paralelo en Venezuela”.

Dicho esto, Maduro volvió a deplorar que Washington no ceje en su empeño de aplicar una política de acoso y derribo contra su Ejecutivo, y que solo quiera “el petróleo de Venezuela” y, para ello, esté “dispuesto a ir a la guerra”.