//Venezuela pide a Colombia un compromiso absoluto de no agresión

Venezuela pide a Colombia un compromiso absoluto de no agresión

Caracas considera que mientras exista una amenaza de agresión contra Venezuela desde Colombia los pasos fronterizos entre ambos países se mantendrán cerrados.

Al cumplirse una semana del cierre de la frontera entre Venezuela y Colombia, el Gobierno de Caracas exige al presidente colombiano, Iván Duque, un “absoluto compromiso de no agresión” para reabrir los tres puentes que comunican el estado venezolano Táchira (oeste) con el departamento colombiano Norte de Santander (este).

“Exigimos a Colombia que respete la frontera […] tiene que haber un absoluto compromiso del Gobierno de Iván Duque de abandonar, cualquier intención agresiva contra Venezuela, de abandonar cualquier apoyo a grupos violentos o agresivos que en este momento están en la frontera”, precisa el ministro de Comunicación e Información de Venezuela, Jorge Rodríguez.

En una entrevista concedida al medio ruso Sputnik publicada este sábado, Rodríguez explica que la decisión de cerrar la frontera se tomó porque se supo que había un plan para implicar a las Fuerzas Armadas en una situación que “provocaría muertes”.

“La intención que tenían era secuestrar camiones y atropellar a quien estuviera a su paso, se hubiesen generado varios cientos de personas fallecidas”, añade el ministro.

La jornada del 23 de febrero culminó con choques en la frontera entre grupos que intentaban ingresar un cargamento donado por EE.UU. y otros países y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), que trataba de impedir la entrada de la supuesta ayuda humanitaria.

A este respecto, Rodríguez insiste en que lo que se intentó ingresar a través de sus fronteras no puede ser calificado de ayuda humanitaria, sino de “una agresión”.

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, decidió romper las relaciones políticas y diplomáticas con Colombia, en respuesta a la colaboración de Bogotá con la oposición venezolana para forzar la entrada de la ayuda humanitaria considerada un caballo de Troya contra su país.

Venezuela, explicó Rodríguez, “no está en una crisis humanitaria”, aunque reconoce que su país enfrenta “dificultades económicas” debido a las sanciones que le ha impuesto, de hecho, el mismo Gobierno de Estados Unidos.

Con información de HispanTV